miércoles, 28 de noviembre de 2012

TIPOS DE EMULSIONANTES

En la actualidad, es tal el número y variedad de agentes emulsionantes disponibles comercialmente que su clasificación puede considerarse una tarea desalentadora, ciertamente, existen manuales dedicados exclusivamente a esto. Por fortuna, el problema de seleccionar entre la variedad desconcertante de productos se hace más fácil gracias a la clasificación de los emulsionantes según su tipo químico y su modo de acción.



El dibujo anterior es una representación esquemática de una molécula del tipo más convencional de tensioactivo. La molécula puede considerarse como compuesta de dos partes: un grupo amante del agua o hidrófilo en un extremo y un grupo amante del aceite o lipófilo. Puesto que el grupo lipófilo es generalmente una cadena de hidrocarburo (compuesto orgánico formado por átomos de hidrógeno y carbono), es frecuente representarla en el esquema como una "cola", como en el dibujo.
 
Es fácil observar como la molécula podría comportarse si se dispersa en un líquido simple: en la figura 38.4a, el emulsionante se ha dispersado en aceite. Puesto que las fuerzas de cohesión entre la porción hidrófila de la molécula y las moléculas del aceite son despreciables comparadas a las de entre los extremos hidrófilos de las moléculas entre ellas, las moléculas se orientan, como se indica, en racimos o "micelas". A las partes lipófilas de las moléculas del emulsionante, experimentando comparativamente grandes fuerzas de cohesión de las moléculas del aceite, se les facilita la exposición hacia el medio oleoso.


La figura 38.4b indica una orientación opuesta, que se encuentra cuando las mismas moléculas se dispersan en agua o medio hidrófilo. Las mismas reglas se aplican aquí igual que antes excepto, como podría esperarse, que el extremo lipófilo de la molécula se agrupa muy apretadamente con el fin de liberarse del medio acuoso.
En la figura 38.4c se ha añadido el aceite al agua y, como es natural, el emulsionante emigró a la interfase. Si ahora se forma una emulsión, cada gotita de la fase interna se cubrirá con moléculas orientadas de emulsionante.
La figura 38.4d ilustra una emulsión agua-aceite y la figura 38.4e, una emulsión aceite-agua.
 
Es fácil comprobar, experimentalmente, que tales capas interfaciales del emulsionante estabilizan las emulsiones, y esto es debido sobre todo a que la interfase se hace menos propensa a la ruptura. Para comprender esto más claramente, sin embargo, es necesario examinar la química de los emulsionantes con mayor detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario